CONCEPTO DE CONTROL Y COMPORTAMIENTO


Concepto de control y comportamiento:

     El comportamiento del avión se obtiene controlando su actitud y potencia (la relación entre el ángulo de ataque, el empuje y el arrastre).  La actitud del avión es la relación entre los ejes longitudinal, lateral y el horizonte de la Tierra. La técnica del vuelo por instrumentos, consiste en regular la actitud y la potencia del avión para obtener el comportamiento deseado. 
Actitud + Potencia = Comportamiento


    Esto se conoce como el "concepto de control y comportamiento" del vuelo por instrumentos de actitud y puede aplicarse a cualquier maniobra básica por instrumentos.



     Sin embargo, si está volando recto y nivelado con una potencia y actitud constantes, el rendimiento es efectivamente constante, pero si coloca  15º de nariz arriba, con la misma potencia y la actitud constante en 15°, en teoría debería tener el  mismo  rendimiento, pero lo que sucede en realidad es que a medida que el avión asciende, para mantener la misma actitud necesitará incrementar el ángulo de ataque cada vez más, minorando con ello la velocidad  y lo que comenzó siendo un ascenso terminará tarde o temprano en una pérdida.
     Realmente, la afirmación anterior lo que pretende significar es que debido a la concepción aerodinámica del avión "la combinación adecuada de potencia y actitud debe producir siempre un rendimiento previsible".
     Con respecto a esto, el comportamiento a grandes rasgos de los aviones es el siguiente:
  •  Diferentes combinaciones de potencia y actitud producen distintas velocidades y tasas (de ascenso, descenso o giro) por lo que una misma maniobra puede efectuarse bajo distintos parámetros de velocidad y tasas dependiendo de la potencia y actitud adoptadas.
  •  Con la misma potencia aplicada, una actitud positiva de nariz arriba supone menor velocidad del avión y negativa de nariz abajo; mayor velocidad.
  •  Manteniendo la velocidad, si se reduce potencia del motor, el avión desciende, si se aumenta la potencia el avión asciende.
  •  Si se cambia de potencia sin cambiar de actitud, o de actitud sin cambiar de potencia, los parámetros de vuelo (velocidad, altura, tasas) cambiarán.
  •  Si se quieren mantener dichos parámetros, un cambio de potencia implica también un cambio de actitud y viceversa.
Pasos reglamentarios
·        Coloque.  Coloque la actitud y la potencia deseada en los instrumentos de control de manera que puedan producir el comportamiento deseado. Los cambios de actitud conocidos o calculados y ajustes de potencia aproximados ayudan a reducir la saturación de trabajo del piloto.
·        Compensación.  Compense hasta que las presiones de control se neutralicen.  En los vuelos por instrumentos es imprescindible que se compense el avión para lograr el control uniforme y preciso de éste.  Esto permite al piloto atender otras funciones en la cabina sin que el avión pierda la actitud deseada.
·        Comprobación cruzada. Efectúe la comprobación cruzada de los instrumentos de comportamiento para determinar si la actitud o los ajustes de potencia establecidos están rindiendo el comportamiento deseado.  La comprobación cruzada implica tanto mirar, como interpretar las indicaciones de los instrumentos.  Si se observa una desviación, determine la magnitud y la dirección del ajuste requerido para obtener el comportamiento deseado.


·        Ajuste.  Ajuste la actitud o la potencia en los instrumentos de control, según sea necesario.





Preparado por:

Carlos Delgado "Perceval"

elvueloporinstrumentos@gmail.com



Nota: Todas las informaciones aquí contenidas tienen únicamente carácter informativo.


CARLOS DELGADO "PERCEVAL"



Ayuda a mantener este blog, donando con mercado pago:



con paypal  .


 


Puedes adquirir el vuelo por instrumentos dando clic a continuación.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

VUELOIFR